Yo era un ser feliz que jamás se había enamorado, era un ser feliz que nunca había sufrido por amor, que nunca había sufrido un "No te quiero más", y estaba buenísimo.. La impunidad, el poder..

Traducilo

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sobreviví la semana.

2 comentarios:
Estoy enferma, bah, resfriada. Que manera linda de empezar la primavera. Lo mismo odio la primavera así que todo bien con el mundo.
Tuve una semana de mierda, me metí en un lío que no quería, y eso. No quería.
Larga historia que no merece la pena contar ahora. Quizás algún día me dé gracia y lo haga.
Lo bueno fue el viernes a la noche fui a un "concierto", un amigo tiene una banda (Cielo Oportuno) que yo no le daba ni cinco hasta que los escuché tocar y se podría decir que me voy a convertir en groupie. Todo muy bueno, muy tranqui (a su manera) con unas amigas, pegándole el ojo al camarógrafo que por Dios me enamore y yo no puedo vivir así.
Después de esa noche de hacerme la valiente solo con la remera mangas cortas es que estoy así. Lo mismo todo heavy por acá.
Ahora disfruto del nuevo monitor 22 pulgadas que me esta dejando ciega. No me puedo acostumbrar a este tamaño. mis horrores de redacción se ven enormes.
También disfruto de la cuenta de netflix cortesía de mi hermano. Creo que lo quiero.
El lunes comienzo las clases *música dramática*

No se si se nota la obsesión.

martes, 16 de septiembre de 2014

Historia me pego

3 comentarios:
Hace un rato me entere de la nota de historia, del final ese odioso. Un cuatro, CUATRO, CUA TRO, C U A T R O. Me largue a llorar. Si soy una maricona. Tengo un terrible problema de alcanzar la perfección (mi psicóloga me estaba "ayudando" con eso) y ahora me pegaron esta cachetada. No es como si fuera la única, o sea notas altas no hay.
Dios, mi papá debe haber pensando que estaba loca. Mi hermana me llamo y de seguro piensa que estoy loca. No se porque inmediatamente me acorde de mi vieja y sentí como que la había defraudado, que no estaba esforzándome lo suficiente. Mi madre en realidad me hubiera abrazado y dicho que no era el fin del mundo, que todo estaba bien. Pero yo solo pensaba que la había decepcionado.
Y ahora, me estoy fijando en el promedio, lo que confirma que debería hacerle una visita a Olga (mi psicóloga) para que me tire de las orejas, se me ria un rato, me haga hacer una lista o un lindo dibujito, y la típica ¿como te sentís? ¿que ganas llorando? y me mande a tomar un helado(?

Antes de que aparezca Anto (te quiero) y Pablin (mi vida) diciéndome tonta o ñoña, chicos ya lo supere. Me voy a comer un helado o chocolate y termino re light. Y a la noche me voy al gimnasio a sacar las malas vibras que cargo por ser tan estúpida con una nota.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Hey Jude

2 comentarios:
Hoy cumpliría años mi mamá y puedo pensar en todos los nuncas del mundo y todos los subjuntivos, y todas las cosas que estaría haciendo, o diciendo. Puedo hacer todo eso. En un segundo, todo pasa junto como vorágine. Pero un día (sin saber que iba a pasar, que ironía toda mi vida) le prometí que si moría, en su día iba a escuchar música, la iba a pasar bien, no llorando por los rincones. Así que hoy, despues de tantos meses que evadí la canción, por fin pude escuchar Hey Jude entera. Costó un montón, era como LA canción que teníamos con mi mamá. La última vez que la escuché fue año nuevo, la última semana que ella estuvo en casa y era como actuennormalquenopasanada. Ella la cantó a los gritos como si no le doliera nada, como si no tuviera nada, como si la cara de funeral de mi viejo fuera nada, como si todo fuera nada. Y le dijo a mi viejo que sea feliz. Y yo no me acuerdo que me dijo a mí. Después se fue a dormir temprano y yo me quedé con mi hermana y mi viejo tomando sidra afuera como tres borrachos, tres borrachos tristes.
Así que en resumen, en estos momentos estoy escuchando música, limpiando un poco, acomodando. No se vale llorar.

pd: no sé ustedes pero yo fui a ver Si me quedo (era obligación porque leí el libro) y en la parte más triste y cuando todos lloraban yo tuve un ataque de risa, y obvio que me reí y obvio que me querían matar. Yo me quería matar. Eso fue para celebrar que después de unas dos semanas de casi-no-dormir rendí el final de Historia I. Crucemos los dedos.